Infidelidades, torturas y delaciones: del secuestro del Número 2 de Montoneros a la pastilla de cianuro que comenzó a usar la guerrilla

Author

Categories

Share


En 1975, mientras el gobierno de Isabel Perón agonizaba, Roberto “El Negro” Quieto -principal dirigente de Montoneros después de Mario Firmenich-, era capturado por un grupo de policías, entregado al Ejército y sometido a torturas. El descrédito en que cayó entre la guerrilla y la terminante decisión que tomó la conducción insurgente para que sus militantes no cayeran vivos en manos de los militares

Source

Author

Share

WhatsApp Chat
Enviar