Por qué los nadies amamos tanto a Quino

Author

Categories

Share


El genial humorista falleció a los 88 años. Él resignificó mi nombre Susana en Susanita, aunque yo siempre me sentí más Libertad. Cuando era una joven maestra en Santa Cruz me tocó vivir una maravillosa anécdota con él: le escribí una carta que, increíblemente, el maestro respondió. Hoy la rememoro mientras lloro su partida

Source

Author

Share

WhatsApp Chat
Enviar